Este año, también pudimos asistir un buen grupo de aikidokas de Sintagma al curso de Héctor Flores sensei en Córdoba. Los lectores de esta web saben que llevamos muchos años haciéndolo. Para nosotros, es una cita importante e ineludible.

hector-flores-cordoba-2015

Para asistir al seminario se desplazan practicantes de buena parte del territorio español; pero no sólo eso, sino que este año ha habido dos compañeros aikidokas que han venido desde Argentina: fue un verdadero placer conocer, convivir y practicar con Roxana y Óscar. Nosotros, desde Valencia, nos alojamos, como siempre, en un bonito pero también asequible hotel en el centro de la ciudad y nos desplazamos andando hasta el pabellón Vista Alegre, donde se celebra el seminario. Son sólo 10-15 minutos. La convivencia y este paseo para nosotros forman parte del ritual y preparación para la práctica. Lo vivimos como un todo que nos permite disfrutar mejor y sentir de forma especial la experiencia con Héctor Flores sensei.

La propuesta del maestro “en este camino de crecimiento personal” para nosotros no puede ser más interesante: siempre nos muestra y nos hace comprometer el centro del adversario. Ninguno de los implicados en la acción puede distraerse sin sentir peligro. (Laconsciencia del peligro es un tema que tenemos que trabajar especialmente. Forma parte de la esencia del budo y consideramos que no se le suele dar la importancia que merece.) Otro de los puntos esenciales en la docencia de sensei es la postura. Y la postura o kamae es el eje vertical del cuerpo cuando practicamos, pero también la actitud con la que trabajamos. Esa actitud es la base sin la que no podemos progresar, ni técnica y ni psicológicamente. La exigencia de Héctor Flores sensei en los dos aspectos, psicológico y técnico, es excepcional.

Todos los asistentes, y de primera mano, todo el grupo de valencianos que pudimos vivir el seminario, nos sentimos muy agradecidos por la generosidad del maestro en su docencia. También, nuestra gratitud hacia quienes hacen posible la organización del seminario año tras año, Rafa Real sensei, Mara sensei y sus alumnos. Esperamos poder seguir asistiendo muchos años más a esta cita tan especial.