Este año he vuelto a tener la suerte de poder asistir al seminario dirigido por Yasuno sensei en París. Son varios años “yendo a Europa” para esta cita, pero ésta ha sido la primera vez que voy solo, aunque allí en París había encuentro preparado con otros compañeros aikidokas españoles. paris-espanyolesA todos ellos agradezco de antemano su colaboración y compañía. Voy a resumir muy brevemente lo vivido y lo que supone para mi la asistencia a este importante curso.

Ya hemos hablado aquí en otras ocasiones de Yasuno sensei. La energía que transmite es única. Y la libertad de ejecución técnica, siempre “comiéndose a uke”, es impresionante. El año pasado más de un centenar de aikidokas españoles lo comprobaron en Madrid. Es un maestro que hay que conocer. Desde aquí os invito a todos los que no lo habéis visto a asistir a algún curso suyo.

Y asistir a un seminario del calado del de Yasuno sensei en París supone, básicamente, colocarnos en un contexto no ordinario (extraordinario), sobresaliente; supone librarnos de todo tipo de prejuicios y absorber como una esponja todo lo que vamos percibiendo, experimentando, y supone medirnos a nosotros mismos. No es sólo cuestión de ser dirigido por el maestro y de tomarle ukemi repetidamente –algo valiosísimo–, sino también poder practicar con aikidokas europeos de dilatada experiencia, algunos Historia viva del Aikido en Europa. Por citar un ejemplo: practicar mano a mano 4, 5, 6 veces con Franck Noël sensei.

Y, además de los aikidokas europeos, el maestro trae consigo compañeros aikidokas de Japón con los que también es obligado practicar. Occidentales y orientales que vienen y te contagian su seria forma de trabajar. Otro lujo. Los 6 españoles que coincidimos allí disfrutamos de lo lindo. Como solemos decir, acabas tan cansado como feliz por el esfuerzo realizado; sabedor de que lo vivido tiene valor.

Exceptuando el dolor del desembolso económico que supone la suma vuelo + alojamiento + curso + comida, todo el fin de semana fue un placer continuo, y al volver tuve la sensación de que todo fue muy cómodo: la salida de casa y de Valencia, el alojamiento junto al tatami, y la vuelta, que por el cansancio, resultó un abrir y cerrar de ojos. Quiero decir con esto que, con previsión, asistir a los seminarios que grandes maestros dirigen en el centro de Europa no es ninguna barbaridad inalcanzable. Os animo a todos a hacer el esfuerzo.

Por último, quiero comentar que el próximo curso de Yasuno sensei en España será el próximo fin de semana del 9 d´octubre. De nuevo nos toca a los valencianos una fecha complicada, pero como digo, merece la pena. Los que estuvisteis en el seminario del año pasado lo sabéis. No os lo podéis perder.


Víctor Gutiérrez Navarro
Instructor del Dojo Sintagma Valencia